abril 04, 2009

Sábados Literarios: Fulgencio y la máquina del tiempo




Ven conmigo, tenemos que ir al chino. Chan-ChuYo, un descendiente de Shen Kuo, entre otras cosas, matemático, ingeniero y burócrata de la dinastía Song, le vendió una moto a Fulgencio (un paisano de esos de boina, camisa de franela, pantalones de pana y zapatones), y nada más montar desapareció del pueblo. No se le ha vuelto a ver y me han encargado a mí la búsqueda.

Después de preguntar por el señor Chan-ChuYo, éste nos recibió en la trastienda con serviles inclinaciones de cabeza y sonrisas a repartir. Se trataba de un anciano muy, pero que muy chino, fijarse en sus bigotes y la coleta era como transportase a la era del Emperador Shenzong.

–Bienvenidos señoles, ¿qué desean de este poble anciano?

Le expliqué la desaparición del Fulgencio.

–Justo después de comprar la moto se desvaneció como por arte de magia…

–Se lo adveltí. Señol, está usted complando una máquina del tiempo. Pelo él no plestaba atención, tan sólo me pleguntó si colía. Más que colel, vuela señol, tenga cuidado. –No sonreía, pero continuaba inclinando la cabeza, como si le hubiesen dado cuerda.

–Ya, pero aún así, que nadie sepa de su paradero…

–No, no; no ela una Honda Valadelo –me cortó–. Usted tampoco me escucha, se tlataba de una máquina del tiempo.

–¿Una máquina del tiempo? –Imaginé mi boca abierta y los ojos de mono incrédulo, pero necesitaba volver a preguntárselo para, por lo menos, centrarme en lo que decía.

–Sí, señol, eso es: ¡una máquina del tiempo!

A los chinos también le gustan las coñas, pensé.

–No es bloma, se lo asegulo. Milen –y abrió un ordenador.

Mala cara, le puse muy mala cara, me mosqueó que adivinara mis pensamientos.

–Milen, acélquense y vean…, en estos momentos está a las pueltas de Loma –insistió Chan-ChuYo.

En la pantalla se veía un paleto con boina montado en una moto y un tumulto de personas vestidas de romanos en desbandada.

–No se ha puesto ni el casco –sermoneé–; y ahora ¿cómo regresará?

–Necesito que me manden un ploglama de Pekín, a vel si con un poco de suelte puedo hablal con él –explicó preocupado.

–¿Pero, y mientras tanto? –pregunté sin comprender absolutamente nada.

–Mientlas tanto, a vel si los lomanos continúan huyendo como si se tlatala de Astelix y Obelix, polque como den la vuelta y lo atlapen lo tilan a los leones. Nelon es un empelalol muy cluel.



31 comentarios:

Any dijo...

Ahjajaja si que me hiciste reir, primero con ese chino ChanChuYo y después imaginando al tipo en moto en medio de los romanos horrorizados ante tal visión!
Guau! Yo quiero una máquina del tiempo! Le quedará alguna a Don Chanchuyo?? Me van a tener que ir a buscar por Egipto porque pienso ir para alla a charlar un rato con Cleopatra! ahjajaja!
Me encantó!
un beso

tag dijo...

Ja,ja,ja,ja Xose, que histolia te has montado con Chan.ChuYo y Fulgencio.
Y encima iba sin casco,mmmmmm,poble.Ilia muelto de miedo, ja,ja,
Guay tu histolia.

Besos

Celia dijo...

Una histolia muy motil.
Siempre me sorprendes en sábado.
Por cierto ¿Por dónde andas que nunca te veo por los blogs?
Bikiños

Mercedes dijo...

jajjaja. Casi podía escuchar al chino con su particulal manela de contal, jajja
Un beso mandalín.

Ardilla Roja dijo...

jajajajaa Gracias Xosé

La maquina del chino me ha hecho leil de lo lindo. Lo he visto todo tan clalo

Besos de rollito de primavera.

Carmen Andújar dijo...

Muy divertido Xose, ¿te imaginas una máquina así? sería fabuloso, aunque siempre tendriamos la tentación de cambiar las cosas, y esto no funcionaría, no señor.
Un abrazo

El Desván de la Memoria dijo...

Me he leído mucho, Xosé. Muy diveltido
Un ablazo,
Lamón

CASANDRA dijo...

me gusta leerte y hoy en palticulal!!! segulo tolos vamos a telminal hablando en chino!!!! jajaja
cariños!!!!

Paco dijo...

La histolia es buenísima y te lies desde el plimer pálafo.

Xose amigo como hablás suflido con el "Wold" pala esclibil este lelato ¿veldad?. Supongo que tuviste que lepasarlo valias veces pala vel si las palablas chinas estaban bien.

jeje

Un ablaso fuelte y chinesco

megg dijo...

jajajaja hola xose!!! QUE TAL ESTAS?
me has hecho "leil pol un tubo!"
casi me contajias el hablar en chino jajajaja
muy bueno!!
BIKOS

Sandra S dijo...

jajajaja y encima tuvo tiempo de pensar que iba sin casco!!! Yo iba a pedir una de esas máquinas, pero tengo miedo que falle el programa y vaya uno a saber donde voy a parar. Con la suerte que tengo seguro termino en medio del diluvio universal, lejos de Noe y sin saber nadar!!

Abrazotes sin tiempo y con casco!!

megg dijo...

cierto que podriamos poner el tema en el mio dia al bajar de el bus ,jajaja
asi podriamos tener más iempo hay que reivindicarlo!!!! JAJAJAJAJA
hay que proponerselo a mercedes nos chivamos a junama? jeje

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Yo tambié me leído mulchlo..., muy bueno,,
Un saludo,
Juanma

Carmina dijo...

jajajaj xose que panza a leir, muy bueno a partir de ahor sobre todo cuando vaya a los bazares chinos pondre atencion no me den gato por lieble y la fastidiemos,por cierto hablas un chino muy fluido lo que debe haberte costado.. besotes

Balamgo dijo...

El chino fue honrado.Se lo dijo, no era una moto, era una maquina del tiempo.Seguramente Fulgencio habrá tenido una experiencia única.Un saludo.

Maat dijo...

Hola, Xose: ¡Que idea más buena has tenido con este relato! Cuidao que me he reído.

Por cierto, ¿se te ha ocurrido pasar tu texto por el corrector ortográfico?

Un ablazo grande. (Iba a ponerlo en "chino" pero queda fatal) Jajaja

Dorotea dijo...

A mi me preocupa el combustible. Aunque en tiempos de Nerón seguramente había más petróleo por ahí que ahora, es que estaba precisamente por ahí, sin oleoducto ni gasolinera para llegar al depósito. Las cosas que se te ocurren, Xose. Muy guapo el relato.
Buenas noches o "Wan an" como diría el vendedor de la máquina

*Buenas noches ;-)

Pantera dijo...

Menudo texto, tanto chinorro!! pero me he reido un ratito.
Las máquinas del tiempo serían una delicia poder ir para adelante, para detrás, arreglar los desaguisados, ...Buena idea para este sábado literario aunque por el momento en espera de que alguien la invente habrá que vivir el presente.
Un beso de hoy

ARMIDA MARTIN dijo...

..Oliginal..simpatiquìsimo, se deja leel hasta el final..sin lespilal...

Genial texto, felicitaciones..

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

bueniiiissssiiiimo !! jajaj . un besote chinoton

estela dijo...

jajajaja. que lisa pol dios.
Has hecho que nos conviltamos en chinos jajjaaj

mar dijo...

Para cuando hayan traido de Pekín el programa que les falta me apuntas para darme un viajecito en esa moto, es que a mi esas aventuras me gustan más controladas no vaya a ser que me quede allí y al final me echen a los leones
Muy divertida la aventura, me he reido un buen rato
Un beso de Mar

Tétis dijo...

Olá Xosé,

Uma história muito divertida e que nos põe bem dispostos. A tua imaginação não tem limites!...

Agola esclevendo em chinês pala melhol nos entendelmos. Selá que me podelias aplesental esse senhol Chan-ChuYo? Gostalia de tel uma "máquina del tiempo" pala podel viajal até ao passado.

Palabéns!...

Bikiños e um glande ablaço

fonsilleda dijo...

Jajajajaja. ¡Qué bien sienta de vez en cuando dejarse llevar por el sentido del humor!.
Divertida e imaginativa historia.
Seguro que le echamos la culpa de todo al chino y de eso nada, poblecillo, que bien que lo adviltió él...

Nyma dijo...

Mira que los chinos saben lo fabrican!!!
Esa moto, además de ser moto, imaginate dónde puede llevarte.

Me encantan las motos, y esta mucho más!!!

Besos.

Nyma.

Teresa Cameselle dijo...

Si es que hay que tener mucho cuidado con lo que compras en los chinos, jajaja. genial paisano.
Vente a Ferrol, que tenemos procesiones espectaculares.
Un bico.

Felisa Moreno dijo...

Pobre Fulgencio, estoy de acuerdo con Teresa, comprar en los chinos tiene su riesgo,

Un beso

XoseAntón dijo...

Me alegro que nos pudiesemos reir un poco el sábado. Fue un verdadero placer viajar en el bús de Juanma. Siento disponer de tan poco tiempo, casi ando a salto de mata, pero de un modo o de otro, "lo que se dice estar estoy"; si no es de un modo será de otro.

Disfrutad de esta Semana Santa, si es que se puede pedir eso, yo voy a intentarlo. Muchas gracias paisana, por la invitación, este año toca en otro sitio, pero haré lo posible por, si no es este año, para el siguiente acercarme a esas procesiones.

lys dijo...

Jejejeee!!! Qué puedes esperar de un chino con ese nombre!! jijijii!! me estoy imaginando al Fulgencio en las Galias romanas. Estupendo relato!

Un abrazo

MarianGardi dijo...

Jajaja que genial!!
Mira que moto más eficiente para viajar en el tiempo y ese chino es super simpatico jejeje
Bikiños muchos chin chin

Mimí dijo...

Me he quedado sorprendida ¿por qué no lo había visto hasta ahora?

A mi viajar me encanta y si hay que ponerse la ensaladera bocabajo y las trenzas para la ocasión, sin problemas.

Un estruje desde los mares de Extremadura