agosto 08, 2010

Hijo, ahora eres tú el guerrero


No hijo, no me imites; ya no. Has crecido, ahora eres tú el guerrero, el héroe que tiene que rescatar a tú princesa de las garras del depredador de turno, el que tiene que despertar a la bella durmiente de unos sueños y quimeras que la esclavizan todavía más; convertir a la cenicienta en princesa y no a la princesa en cenicienta. Llegó la hora de que seas tú quien ame y conquiste el mundo con los ojos cerrados.

Mi batalla ha terminado; no intentes seguirme, no repitas mis derrotas, ni mis batallas ganadas. Unas y otras me agotaron por igual, necesito descansar. No me imites, ya no; ni el mundo es el mismo, ni yo lo que un día fui.

11 comentarios:

Neogeminis dijo...

Ese tipo de guerreros luchan sus batallas no por amor al enfrentamiento, sino por amor a la justicia...de ese tipo son los guerreros que necesitamos...
...y no hay retiro válido para ese menester!

Un abrazo.

sara dijo...

Guerreros llenos de fuerza, de valentía, de paz, esos que quieren y luchan por la justicia..
Precioso relato Xosé Antón,me ha encantado!!

besoss de tu niña

sara

Balteu dijo...

Xosé Antón, parécenme unhas sabias palabras na voz de un home xoven aínda, máis coido que están no certo, cada tempo ten o seu momento.

Unha aperta.

XoseAntón dijo...

Neogeminis,Sara, esencialmente es eso, la eterna batalla contra la injusticia.

Bikiños

Balteu, paisano, grazas; a xuventude tamén ten edades, claro que sí. Pero, amigo, hay que ir deixando paso a os que veñen detrás. :)

Saudos

María dijo...

Los guerreros intentan luchar para conquistar su victoria, luchar contra lo que creen, no se dan por vencidos, así deberíamos ser todos, no dejarnos vencer en las derrotas y seguir intentándolo con energía y entereza.

Un beso.

CAS dijo...

Cada uno libra su propia batalla. Tú no puedes abandonar la tuya, con tan justa causa. Se necesitan guerreros así porque la guerra continua.Un abrazo y un deseo: que nunca nos demos por vencido!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Xose, me alegra mucho leerte.

Desde luego aquellas fueron nuestras batallas, perdimos algunas y ganamos por lo menos experiencia, para decirle al joven guerrero estas hermosas palabras, una batalla ante sus ojos la vida, la del amor, la de la justicia, la de la generosidad y la comprensión, la de la curiosidad nunca rendida, la del gozar el día a día, la de los ideales. Paladín nuevo, a su batalla, !suerte! contra los dragones y una bella princesa que salvar, de nombre sueño, vida, ilusiones. Bico muy cariñoso.

XoseAntón dijo...

Sí, Mar, la vida en sí misma es una constante lucha.

Pues yo ya tengo ganas de descansar, Cas, lo que ocurre es que sus batallas son otras, no las nuestras. :)

Tal cual, Natàlia, suerte, que también la necesitarán. Jajaja.

Mercedes Ridocci dijo...

Me ha encantado este "mensaje".

Un abrazo
Mercedes

Carmen Andújar dijo...

Un relato precioso con un mensaje verdadero, lleno de fuerza, que no busca un heroe a la antigua usanza sino más profundo, que vea más allá de lo superficial.
Un abrazo

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Buenas,

Soy webmaster de www.dosjuegos.com , pagerank 5 y alexa 50.000, te quería proponer hacer intercambios, me encantaria tenerte en el index de mi web.
Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web con el texto "Juegos" o "Juegos gratis" y asi beneficiar ambas webs con mas visitas.


Si estas de acuerdo, me pones el enlace hacia http://www.dosjuegos.com con el titulo que te pedi y me avisas, en menos de 24 horas lo tendré insertado.

Un saludo.
Catherine