septiembre 20, 2009

Denuncia: ¡¡¡Pedofilia masiva en Palestina!!!


¡¡¡DENUNCIA!!!
PEDOFILIA MASIVA EN PALESTINA
(Más información en el blog: http://mercedesmartinalfaya.blogspot.com/)


Cualquier abuso es una injusticia muy dolorosa; pero cuando se trata como en este caso : niñas víctimas de unas creencias, de un pueblo, de una familia; victimas de sus seres queridos, a uno se le retuercen las tripas de tal forma que siente vergüenza de ser persona.

Ojalá que con el tiempo, algún día aunque sea lejano, sepamos diferenciar entre lo que tenemos de animales y alimañas; por el bien de todos.

Un abrazo


9 comentarios:

Mercedes dijo...

Gracias, Xose.
Sin palabras

Mercedes dijo...

Xose, dan ganas de eso que dices; dejarlo todo, abandonar... Pero ¿y esas niñas?... Si hay algo que podamos hacer (aunque parezca insignificante), hagámoslo.

Neogeminis dijo...

Aún considerando que se trata de culturas y costumbres milenarias semejante situación no puede dejar de indignarnos. Esas niñas no son respetadas en sus derechos fundamentales y nada justifica que se les selle su destino a esa edad y sin que estén en condiciones de comprender ni de decidir sobre su propia vida.
Gracias por tu aporte.

Saludos!

Celia dijo...

Hola amiguito.
Pienso que el abuso de este tipo ocurre en todas las partes del mundo. Aquí y allá.
¿Por su propia familia? Qué ocurre con esas hijas calladas, víctimas del abuso de su propio padre?
Dicen que ocurre mucho más frecuente de lo que pensamos.
Debemos de levantar la voz de la coherencia. De hacer lo posible para desterrar la pedofilia y demás abusos presentes en nuestro Planeta, con la toma de conciencia individual.
Pero... es tan difícil.
Por mi parte, mi solidaridad con todos los que sufren, y mi apoyo para todo aquel que de alguna forma me lo pida.
Un abrazo, querido amiguito.

fonsilleda dijo...

Yo tengo en mi blog un "¡NO A LA PEDOFILIA!", desde...
No tengo palabras, se me terminan, harta estoy de derramar lágrimas, protestar e intentar entender.
No puedo comprenderlo y, encima, presumimos de evolucionados.
Me uno a tus deseos.
Bicos.

Mercedes dijo...

Fonsilleda, con nuestra impotenci y nuestras lágrimas, los que tienen que mover el culo se hacen una piruleta. Ya comprendo que por salvar un árbol no vamos a conseguir que se detenga la tala, pero es mejor eso que no hacer nada. ¿Que soy insignificante? Recuerda lo insignificante que es un mosquito y te jode la noche y parte del día siguiente.
Un abrazo, y gracias por tu mensaje en mi blog.

Un abrazo

sara dijo...

Que desastre!!

Como a xente non cambie vamos por moi mal camiño...

Bicos e apertas

Sara

XoseAntón dijo...

Son tantas las...¿atrocidades?, no sé ni como nombrarlas, que ésta -yo tampoco puedo asegurar que sea cierta, pero sí rechazo de plano la pedofilia proceda de donde proceda y por eso uní mi voz al grito de Mercedes-, no es más que otra aberración entre tantas.
Reconozco que me siento impotente, no ante algo así, sino con las injusticias del día a día, próximas y cotidianas, y no menos brutales que las de cualquier otra cultura. Me da igual como se llame el pueblo, son todos tan parecidos, que nombrar a uno entre los demás es una desafortunada manera de engañarse a uno mismo.
Lo único que puedo decir es que me gustaría que todo fuera de otra manera, pero ni aún así, soy capaz de imaginarme como; tan sólo procuro animarme con: vamos, hay que vivir, adelante y que pase rápido.

Bikiños e apertas

ManuelGuisande dijo...

Hola Xosé: La verdad que sí, no hay cosas que duela más que se abuse de los niños, lo más hermoso e inocente de la vida. Un abrazo