diciembre 18, 2008

Otoño


La brisa desasosiega el camino,

la luz temerosa se pone velo,

se seca, se agrieta, se arruga el suelo;

rancio saber, de caminar cansino.

Árboles desnudos, tiempo de vino,

de matanza y de mirar al cielo.

Recuerdos, hojas que se caen al vuelo,

mostrando el frío invierno por destino.

Cumbres peladas, indicios de nieve,

momentos de madurez, fin del verano,

primavera, juventud, cuan lejano,

ya es tiempo de paz, de abrigo si llueve,

son horas de otoño, de dar la mano,

de compartir desengaños y grano.

_____________




9 comentarios:

Ave Mundi Luminar dijo...

Una delicia de texto XoseAntón....

Me ha parecido una forma estupenda de saborear todos los otoños en ese camino ya arrugado, que la brisa desasosiega.

Una suerte poder leerte y compartir de la mano de tus frases los "desengaños y grano" que los días de otoño escriben en las yemas de nuestros dedos.

Gracias.

Un saludo muy cordial

meg dijo...

hola aún que no sea mi epoca favoria el otoño encanta,por su color por su condición nostalgica

yo soy de la primavera jeje
pero me ha gustado to entrada
besos

Flipo en octarino dijo...

Mmmmmmm... que poema más pausado, me gusta mucho la sensación de calma... ya es tiempo de paz, de abrigo si llueve… Muy bueno… Del otoño tan solo me gustaba los colores ambarinos, el poema de Rubén Dario "De otoño" y ahora el tuyo!

Bikiños,

Brisa67 dijo...

Bonito y tierno...
El otoño siempre me pareció una estación triste, pero tu la conviertes en hermosa.
Si a eso le añadimos la matanza y el vino, que son parte de mis debilidades, ya lo bordas. (que vicio!)

Un cálido abrazo

Carmen

Celia dijo...

Me encantó XoséAntón.
Piensa que todo muere para volver a nacer.
A mí, me gustan todas las épocas. Cada una tiene algo maravilloso. Eso sí, me agrada que se respeten. En verano frío ¡no! en invierno, calor ¡no!. Pero ahora... ya todo está un poco mezclado. Debe de ser la globalización....
Un abrazo.

XoseAntón dijo...

Bueno, yo también he de confesar que me gusta mucho más la primavera. La razón de por qué escribí el soneto sobre el otoño no sabría explicarla. Supongo que tendrá algo que ver con nuestro clima gallego; que empiezas a dar los buenos días con sol y terminas en medio de un "orballo".

Gracias por vuestros comentarios y buen fin de semana para todos.

Bikiños y abrazos a repartir

fonsilleda dijo...

Pues yo, justamente soy de otoño, lo que no signifique que no me gusten las otras estaciones. Pero sí, me encanta la luz del otoño con sus colores, la caida de las hojas e, incluso, el romanticismo que exhala.
Bicos.

XoseAntón dijo...

Como bien dice Celia, cada estación tiene su encanto. A mí, fonsilleda, del otoño me disgustan los grises y el frío. En cambio, la sensción melancólica me enternece; quizá de ahí la poesía. Al fin y al cabo, es morriña y eso bien sabes que lo llevamos muy dentro.

Gracias por tú visita

Bikiños

Mercedes dijo...

No había leído este texto. Estuve superliada con el trabajo. Sin embargo, no quiero dejar pasar mi comentario ahora que he tenido un ratito para saborearlo. Me ha parecido delicioso. El otoño nunca me gustó, prefiero la primavera, sin embargo, éste me invita al sosiego, la reflexión, el mimo. Se ve que hay otoños por descubrir...
Enhorabuena, Xoxe.