diciembre 28, 2008

Belén


Al fin, esta tarde fui a Ferrol a ver el Belén. Un entrañable regalo para niños y mayores; muchos recuerdos y nostalgia subidos, conmigo, al banco de la última fila. Tanto mi mujer como yo, por un momento, deseamos que los hijos vovieran a ser pequeños; sólo por un momento, pero no fue posible, por suerte.

Comimos muy bien, en la misma calle y económico; un placer en un café BLA BLA :)

Muchas gracias Teresa



7 comentarios:

Celia dijo...

El belén... parece que es algo que también está un poco "demodé".
¡Que le vamos a hacer... volverá. Como casi todo en la vida.
Un abrazo

Ave Mundi Luminar dijo...

Tengo pendiente una visita a Ferrol, un sitio que he visitado cien veces de la mano de una estupenda amiga, en viajes imaginarios...

Entiendo perfectamente ese momento XoseAntón... el instante en el que uno desea (de forma fugaz eso si) que la inocencia de los niños vuelva a dominar su mirada....

Gracias por compartir el momento, la imagen de ese Belén (y todo lo que implica), unida a la postal de Ferrol, juntas han puesto un punto de luz en esta fria mañana.

Un abrazo.

~PakKaramu~ dijo...

Happy a new year to you

Flipo en octarino dijo...

Se que todas las edades de los hijos son bonitas y nos permiten aprender con cada uno de sus pasos, pero me ha encantado ese "por suerte" jeje...

Gracias por compartir!

Un beso,

Teresa Cameselle dijo...

Y yo que lo tengo aquí al lado y aún no he podido ir. A ver si el viernes.
¿Qué te pareció el paje? Lo de "observen como mueven las cabezas" por aquí es mítico.
Me alegro de que te gustara y de que comieras bien. Precioso edificio el del Blabla.
Un beso.

megg dijo...

los belenes tienen un encanto que arrebata a los sentimientos de ilusión de cuando eramos mas perqueños ..
suelo cada año ver dioramas de belenes ,cada año es un ema diferente ,este año fue el tema de el casco antiguo y me queda prendada de calles que nunca vi ,como salian sin transitos ,sin coches empedradas con la calzada romana
me gusta verlos e inmaginarme la vida de las figuritas como si tuviean vida

mi hijo no es amante de eso y me suele decir vamos yá? y yo seguiria sumergida en el belen hasta con traje de epoca ,y atuendo antiguo

ayssssssss será la edad...
a los 42 ves el belen con la prespectiva de la nostalgia que alos 11 años ni ves ni percibes ni intuies
un beso

XoseAntón dijo...

En este caso, Celia, como bien dice Teresa, más que el belén, es el amor y los años, cincuenta o sesenta creo, que el señor le ha dedicado.

Ave, cuando vengas a Ferrol, pídele consejo a Teresa, ella es la que de verdad lo conoce. Yo también voy de visita, pero tampoco me importaría repetir y tomarnos unas copas juntos.

Feliz Año Nuevo para ti también PakKaramu.

Es que con sólo pensar de la que se libra uno, Flipo, ya nos consideramos afortunados jejeje

Teresa, lo que más me llamó la atención fue el énfasis con el que acompañaba "REALMENTE", pero sí tienes razón que es inevitable la sonrisa.

Cierto Megg, a esas edades, los vemos como jueguetes, y cuando nadie nos ve, a las figuritas les damos vida propia; pero la añoranza viene después; quizá por eso precisamente, quién sabe.

Muchas gracias, muchos besos y abrazos amigos.